Las aplicaciones portátiles están empezando a tener un lugar de respeto.

Hace unos meses les dejé un post sobre MX One en el cual les mencionaba sobre el gran avance que han tenido en estos últimos años el uso de los medios de almacenamiento portátiles como ser pendrives, tarjetas de memoria, reproductores multimedia, celulares, etc. Ahora me voy a extender un poco más en el tema, el cual me tiene profundamente interesado ya que debido a mi profesión, es normal que yo utilice por lo menos dos o tres PCs diferentes, en algunas de las cuales no resulta práctico instalar las aplicaciones y programas que suelo usar. La solución son las aplicaciones portátiles, programas diseñados o modificados para funcionar desde los mencionados medios portátiles.

Conviene en estos momentos hacer una distinción entre lo que en mi opinión es el auténtico software portátil y el software que ha sido “portabilizado”. El software portátil (o portable, como también se le llama, aunque esta mal dicho, al ser esto una castellanización de la denominación en inglés) en mi opinión se refiere a todo programa o aplicación que ha sido optimizada en tamaño, uso de recursos, etc. para que su funcionamiento no solo sea posible desde un medio de esta naturaleza, sino que el mismo no determine una reducción de la vida útil de mismo (especialmente cierto en los pendrives y demás dispositivos basados en memorias flash). Este tipo de software suele ubicarse dentro del Código Abierto, debido, obviamente a la facilidad que existe para acceder al código fuente y realizar las modificaciones que hagan falta. El software “portabilizado” por otra parte, suele tratarse de software propietario que ha sido “arrancado” de una instalación normal y cuyas dependencias han sido “ruteadas”, sin muchas consideraciones (por lo general) por el espacio final que ocupe el paquete, o si el uso de los recursos por parte del software en cuestión podría resultar perjudicial para el dispositivo.

Más allá de estas distinciones, y de las consideraciones (técnicas, prácticas e incluso éticas) que implican, podemos decir que el concepto llegó para quedarse. Si bien no es nuevo (el uso de aplicaciones desde diquettes es algo conocido, recordemos los disquettes de arranque de DOS y luego Windows, verdaderos sistemas operativos portátiles aunque sean ultra-básicos) la aparición de la tecnología flash supuso la señal de largada para el boom de la portabilidad, y si no me creen, prueben a poner “portable” en el Google a ver que aparece, yo acabo de hacerlo y los primeros 10 resultados me llevan o a listas de vínculos a software de este tipo o a páginas de descargas del mismo. Y es que hoy en día, la tendencia es que lo que hace falta es una PC, pero el que sea tuya es otra cosa aparte, dándose en cambio preferencia a la movilidad de los recursos. Así que la mucha gente capaz que anda ahí a la vuelta ha estado trabajando en el tema, y es posible encontrar versiones portátiles de casi cualquier programa.

Por mi parte les puedo relatar mi experiencia con la plataforma de PortableApps.com. Este sitio comenzó, segun tengo entendido como un proyecto para lograr la portabilidad del explorador Mozilla Firefox, el cual luego se extendió al cliente de correo Mozilla Thunderbird y a la suite OpenOffice.org. Hoy en día, además de estos proyectos, PortableApps distribuye versiones portátiles de una importante colección de software de código libre, incluyendo reproductores multimedia, juegos, editores gráficos y una interesante plataforma para organizar y correr las aplicaciones que usemos bajo la forma de un menú.

El menú de aplicaciones de PortableApps

Mi experiencia personal es muy positiva, el menú se ejecuta rápidamente y autodetecta las aplicaciones que tengas instaladas en el dispositivo (más allá de que estas hayan sido preparadas por PortableApps o no), es fácil de usar y existen opciones de personalización de la apariencia mediante extensiones desarrolladas por la comunidad del sitio (algunas de las cuales van a ser aplicadas en futuras versiones oficiales). No he tenido la oportunidad de probarlo en versiones anteriores a Win XP, ni en Linux (aparentemente funciona bien bajo Wine) pero sé que no todas las aplicaciones disponibles en el sitio corren en versiones anteriores a Win 2000.

Si les interesa visiten el sitio: PortableApps.com, y tendrán una buena primera experiencia con el software portátil.

Saludos

Anuncios