Resulta que me compre una notebook Acer 5315-2015 , para los que no estén familiarizados con estas unidades les comento que vienen procesador Celeron 560 a 2.13 GHz, 512 MB de RAM, pantalla WXGA de 15.4 pulgadas y un disco duro de 120 GB… particionado de fábrica en tres unidades. ¿Por qué el detalle de lo del disco?, bueno, por la pequeña curiosidad de que de esas particiones, una es oculta (11 GB, casi nada) y es para instalar en el notebook, ni bien arranca por primera vez , Windows Vista Home Basic. Y aunque yo ya lo sabía (como que esta por todos lados en el embalaje y los papeles y en el consabido pegotín que lleva la notebook) no dejó de ser desalentador: una computadora que con Win XP funcionaría a las mil maravillas, con Vista se arrastraba, o quizás hasta gateaba, pero lo que es caminar como la gente, nah, ni ahi.

BRRRRRR....¡Qué espanto!

BRRRRRR....¡Qué espanto!

Como técnico de estas máquinas que soy, no podía ver como mi flamante notebook hacía su mejor esfuerzo en imitar los reflejos de un borracho después de ganarse una canilla libre de cerveza, así que puse manos a la obra y determiné el rumbo a tomar.

En primer lugar, mi notebook tenía que ser lo más eficiente posible en su uso de los recursos, por ejemplo, la batería. Vista, con toda su parafernalia visual no me llegaba a dar 2 horas, lo cual es muy malo. Además, la forma en que las notebooks aumentan su tiempo de funcionamiento con baterías es disminuyendo el consumo de ciertos componentes como el procesador (bajando también la velocidad del mismo), así que el tiempo de batería que recuperamos de esta manera, lo perdemos esperando a Vista, que de lento pasa a semi-inmovil o algún estado parecido. Así que me puse a pensar… Windows XP obviamente requiere menos recursos (o sea, más duración de batería desde el vamos) y mi experiencia previa me decía que una distro de Linux no se quedaría atrás.

Ahora empezaba lo divertido, porque la gente de Acer no tenía muchas ganas de ayudarme, según ellos yo tenía que estar loco de contento con Vista y no distribuyen los drivers de casi ninguno de los componentes para ningún otro S.O. Quién iba a decir que la gente de Redmont tendría los brazos tán largos… (Actualización: parece que los amigos de Acer tuvieron que hechar marcha atrás, la última vez que me fijé habían puesto todos los drivers en la página)

Pero como la fiesta tenía que continuar aún sin la bendición de don Acer me puse a buscar recursos en lo de doña Internet, siempre tán pródiga con quienes sabemos tratarla. No tardé demasiado en encontrar lo que quería en estas dos páginas [link] [link] , y entre las dos me armé con  casi todos los drivers, y de esta manera me aparté una tarde de sábado para la tarea.

Lo primero era cambiar el modo de operación del disco duro, ya que puede operar en modo IDE o en modo AHCI, este último es el que viene por descarte, pero Win XP no lo reconoce, asi que o lo ponemos en modo IDE o creamos un cd de instalación con los drivers apropiados con nlite. Yo me decidí por lo primero, cambié el modo y a otra cosa.

Primero limpiar lo que no sirve, hice una pequeña revisada respaldando en el disco duro secundario algunas cosillas que no quería perder y le pasé una formateada de novela con el Acronis de un Hiren’s Boot CD. Por si las deudas dejé intácta la partición con la simiente del mal, no vaya a ser que tenga problemas y tuviera que pasarme al lado oscuro con Vista (aunque sin duda iba a ser un pasaje muuuy lento, con lo que tarda en arrancar el home basic…)

Mis preocupaciones eran infundadas y XP se instaló sin mayores contratiempos, dejándome pasmado de entrada la agilidad que ahora demostraba mi notebook, no se pueden comparar el requerimiento de recursos de XP con los de Vista, aún cuando “tunée” un poco el escritorio con un Bricopack y una rainbar para darle una apariencia semejante a Aero, el rendimiento no podía compararse. Tabién fue agradable descubrir que unos cuantos dispositivos tenían drivers nativos, como la cámara web. Por supuesto tuve que instalar la tarjeta de sonido, las tarjetas de red,  y el módem, siendo estos dos últimos bastante complicadores, en especial la tarjeta de red inalámbrica con la que tuve que probar como 5 o 6 drivers distintos antes de dar con la tecla, pero luego se acabaron los dramas.

Una vez hecho esto me concentré en el próximo tema: linux, hace tiempo que me lo tenía planteado pero como en mi casa la pc es compartida y mi gente no se acostumbra al entorno diferente, así que ahora que tengo una pc para mi solito…  En principio no estaba seguro de que distro usar, y estuve vichando un rato las diferentes propuestas, al final me decidí por Ubuntu y me bajé el iso de la versión 8.10 Intrepid que era la última en aquel momento (ahora ya tengo la 9.04 Jaunty). Ni que mencionar que la instalación fue una pasada y listo, todo quedo instalado de una,  con la sola excepción de la cámara web que de todas maneras funcionó correctamente luego de una actualizada del V4L. A decir la verdad me funciona tan bien con Ubuntu y me resulta tan cómodo de usar y tan fácil de configurar a mi gusto y gana que por lo general solo la inicio en XP cuando no tengo más remedio..l

200809173212-01

Ubuntu para todo el mundo!!

Sin embargo poco después, y como la cosa venía lindo con la instalación que había hecho que me decidí recuperar los 11 GB de la partición “de rescate” de Vista. ¿Aceptan un consejo? si quieren hacer algo parecido, háganlo antes de instalar nada, ya verán porque.  Puse manos a la obra, pues, reinicie la notebook con el Hiren’s, cargué el Acronis y me deshice de la partición oculta, repartiendo los GB entre las dos instalaciones. Todo bárbaro salvo que la jodí con el orden interno de las particiones y por poco tengo que reinstalar todo de nuevo swt

Bueno, espero que les haya gustado el cuentito, y ya saben, si se compran una de estas lo primero que hay que hacer es hacer volar a Vista.

Anuncios