Supongamos varias cosas:

  1. Que ustedes guardan en su PC archivos MP3 y que suelen escucharlos
  2. Que tienen además algún dispositivo (reproductor portátil, celular,etc) capáz de leer las etiquetas ID3 de estos archivos
  3. Que son histéricos como yo en lo que respecta a la clasificación de estos archivos.

Si estas suposiciones se cumplen, bueno, es probable que les encante usar Kid3.Para quienes no lo saben, un archivo MP3 puede contener, aparte del sonido en sí, una porción de información con datos como ser el nombre del artista, el título de la canción, el álbum al que pertenece, el año de la grabación, etc, que constituye la mencionada etiqueta ID3. Esta idea surgió poco tiempo después de la creación del formato MP3, en tiempos en que todavía regía el estándar 8.3 (8 caracteres para el nombre del archivo, un punto y 3 caracteres para la extensión) en los nombres de archivo. Esto no dejaba mucho espacio para describir el contenido en el nombre del archivo, por lo que era necesario un método alternativo para guardar esa información. La solución fue colocar esos datos al comienzo o al final del archivo, y que la aplicación encargada de reproducir el archivo los leyese, sin ser estandarizada, esta solución fue aceptada como el método de facto para este propósito. De una simple colección con unos campos de texto en la versión 1.0 del estándar, hoy en día esta etiqueta es capaz de almacenar la más variada información sobre el contenido del archivo, incluyendo la letra de la canción e incluso la carátula del disco a la que pertenece el tema. Es curioso notar que, dadas las diferencias en la forma de guardar la información entre ambas versiones, es común encontrarse con archivos que cargan con ambas etiquetas.

La gran mayoría, si no todos los programas reproductores multimedia son capaces de leer esos datos, y muchos aprovechan esta cualidad para clasificar los temas en una biblioteca interna y tienen incorporada una pequeña utilidad de edición de estas etiquetas (como es el caso de Winamp y de VLC). Lo mismo puede decirse de los reproductores portátiles, muchos de los cuales leen por lo menos la etiqueta ID3 v.1, y los más avanzados pueden incluso mostrar la caratula del disco, si esta está incluida en la etiqueta del MP3.

Como este es el caso de mi nuevo celular, decidí buscar algun editor especializado para linux que me permitiera agregarle esos datos a mi colección de música, y me encontré con Kid3. Este programita (con versiones tanto para Windows como para Mac), cumple a la perfección con esta tarea con una interfaz limpia y ordenada.

Una vez abierto un archivo o una carpeta, la lista de MP3 de esa carpeta nos aparece a la izquierda, y según vamos avanzando por ella, el programa nos va indicando cuáles archivos tienen etiqueta, cuales no y cuáles hemos modificado. En el área de edición están las herramientas usuales, entre ellas filtros para tomar los datos de las etiquetas directamente del nombre del archivo y algo sumamente interesante: una herramienta para agregar la imagen de la caratula que puede importar esos datos del portapapeles, o sea que no hace falta tener la imagen de la caratula como un archivo en nuestra PC, basta con buscarla en internet, copiarla y Kid3 se encarga del resto.

Además, el programa posee un pequeño reproductor por si necesitamos o queremos escuchar el archivo.

Otra cosa muy interesante es que se trata de un programa multiplataforma. Yo lo probé primero en Ubuntu (lo encontré gracias al Centro de Software) pero al ir al sitio oficial en Sourceforge vi que existe una versión para Windows de 32 bits que funciona igual de bien (en WinXP SP3 al menos…).

En resumen, un programita muy útil para quienes nos gusta tener nuestra audioteca bien ordenada y clasificada.

Sitio Oficial: Kid3

Anuncios